Una de las numerosas aplicaciones que tiene la tecnología EBD, es el tratamiento de suelos y cultivos. Con esta tecnología, por medio de un tratamiento no invasivo, no contaminante, sin consumo de energía y en definitiva, respetuoso con la naturaleza y el medio ambiente que nos rodea, conseguimos grandes beneficios entre los que encontramos:

  • Elimina eficazmente las concentraciones moderadas de sal del suelo de manera continua y a largo plazo.
  • Remedian trazas de metales pesados como el arsénico.
  • Aumenta el rendimiento de los cultivos en la mayoría de los casos.
  • Fortalece el sistema inmunológico de las plantas y combaten enfermedades como la roya y el moho.
  • Elimina la necesidad de insecticidas, herbicidas, fungicidas y nematicidas.
  • El uso de fertilizantes puede ser disminuido hasta en un 90%.
  • Mejora el valor nutritivo del suelo sin utilizar agroquímicos.
  • Efectivo para todo tipo de cultivos y suelos.
  • Instalación sencilla y duradera.
  • Ahorra costes y protege al medio ambiente.
  • Convierte en 2 años el suelo agrícola que contiene agroquímicos en suelo ecológico.

Desde que conocimos esta tecnología, a principios del año 2019, estamos realizando ensayos y pruebas en diversos tipos de cultivos y terrenos, al aire libre y en invernaderos… Y podemos avanzar que los resultados que estamos obteniendo son, cuando menos, sorprendentes. En breve os los iremos mostrando.

Si desea más información no dude en ponerse en contacto con nosotros en en correo electrónico: ebd@agrosolmen.es