Existen dos factores importantes para garantizar el éxito del cultivo de cebolla: las variedades de la planta y las fechas de plantación. Como es normal en las especies hortícolas, estos dos elementos están estrechamente relacionados entre sí para determinar la calidad del cultivo y de los valores organolépticos para el consumo.

La planta de cebolla posee una gran diversidad genética adaptable a diferentes condiciones agroclimáticas por lo que se ha podido establecer en muchas regiones de España, dado que distintos entornos proporcionan a la semilla de cebolla las condiciones de temperatura, humedad y oxigenación para su buen desarrollo.

Ahora bien, no todas las variedades de plantas de cebolla son adecuadas para todas las épocas del año, ni todos los suelos son aptos. A continuación te mostraremos los pasos para sembrar cebolla de manera detallada y lograr un cultivo exitoso de la segunda hortaliza más importante del mundo.

¿Cuándo plantar cebollas?

Una planta de cebolla se puede cultivar tanto bienalmente como anualmente gracias a su amplia diversidad de variedades de cebolla que existen. Es una planta que tolera diferentes climas, crece muy bien en un rango de temperatura ambiente entres los 13 ° C a 28 ° C.

La época de siembra ideal para plantar cebolla en España va a depender de las particularidades del ciclo de cultivo de cada tipo de cebolla y de las condiciones climáticas de cada lugar. Las que se conocen como cebollas tempranas se suelen plantar a finales del verano o principios del otoño, normalmente entre agosto y octubre (en el hemisferio Norte).

Mientras que las llamadas cebollas tardías se plantan en invierno o principios de la primavera, normalmente entre diciembre y marzo. En caso de plantar las cebollas a partir de bulbillos, en general, la época idónea suele ser el otoño y el invierno, entre septiembre y febrero.

Métodos de siembra de cebolla

El cultivo de la cebolla es muy importante para nuestro país, por lo que es fundamental conocer e implementar métodos de siembra que garanticen su rendimiento en distintas condiciones y temporadas del año.

A continuación te explicaremos tres métodos de siembra que han tenido muy buenos resultados permitiendo optimizar la producción, maximizar el rendimiento y producir semilla de cebolla de altísima calidad:

Siembra directa de cebolla

La siembra directa de cebolla es uno de los métodos más usados, se puede sembrar directamente en el suelo la semilla o en los bulbillos, normalmente se realiza a voleo y excepcionalmente a chorrillo, recubriendo la semilla con una capa de mantillo de 3-4 cm de espesor.

Una de las ventajas de la siembra directa es que acorta la duración del cultivo de la cebolla y evita el coste del trasplante. Y como desventaja, es que aumenta el coste en sanidad vegetal. Un punto importante a tener en cuenta es trazar curvas de nivel para proteger el suelo en invierno y garantizar el movimiento adecuado del agua de riego en verano.

Siembra por trasplante de cebolla

La siembra por trasplante de cebolla es el método para producción comercial más utilizado. Dos de sus factores a tener en cuenta son la importancia de su previa preparación de los semilleros o canteros, y que la edad para el trasplante varía de acuerdo a la altitud sobre el nivel del mar de la región.

Los semilleros de cebolla están listos entre 40 a 45 días con la ayuda de un buen riego, sin exceder su humedad y un control sanitario preventivo, puesto que está expuesta a diferentes enfermedades y bacterias. Lo recomendable es hacer el trasplante cuando la planta esté lo más pequeña posible, cortando el exceso de hojas y raíces de cebolla o sistema radicular para evitar que la planta pierda agua por transpiración.

Siembra por bulbillos de cebolla

El cultivo por este método consiste en sembrar cebollas pequeñas o bulbillos de 12 a 15 mm que se obtienen durante la cosecha normal o son producidos mediante semilla. Una vez que las plantas hayan formado bulbillos y el follaje se haya secado, se cosechan los bulbillos y se secan en el campo.

Para este método, las variedades de cebolla deben tener un adecuado período de reposo, se recomiendan los tipos de cebolla roja y amarillas, se puede hacer en canteros. Cualquier estrategia que elijas, será aquella que logre el máximo beneficio, ¡pero también hay que cuidar el medio ambiente!

Cuidados de la siembra de cebolla

A pesar de que la siembra de cebolla no necesita de cuidados rigurosos dado que requiere muy poco espacio y tiene un corto período de crecimiento, hay pasos que debemos seguir en las primeras fases para conseguir una buena cosecha:

La planta de cebolla necesita sol

La planta de cebolla necesita de mucho sol, principalmente en la época en la que se forman los bulbos, son plantas de clima templado que necesitan calor para desarrollar bien el pequeño bulbo y las otras partes de la cebolla, además favorece a la conservación.

La siembra de cebolla no necesita mucha agua

El cultivo de la cebolla no necesita un aporte hídrico importante, incluso necesita menos agua cuando ya se ha formado el bulbo, especialmente en esta fase hay que estar muy pendiente del exceso de humedad porque tienden a pudrirse.

Suelos permeables en la siembra de cebolla

Al cultivo de la cebolla no le gustan los encharcamientos, por ello necesita suelos permeables, deben ser profundos y esponjosos, y así evitamos que se pudra la planta y tener una excelente flor de cebolla.

El abonado de la cebolla con muchos nutrientes

El abonado de la cebolla debe tener cantidades generosas de potasio y fósforo y, por lo general, se hace antes de la siembra, por lo que hay que prestar mucha atención en evitar el exceso de nitrógeno. También es recomendable el cultivo de setas alrededor.

¿Cuándo se recogen las cebollas?

Te preguntarás, cuánto tiempo tengo que esperar para la cosecha de cebolla, el momento de recolectar cebollas dependerá del tipo de cebolla que hayamos elegido para cultivar, normalmente se tardan 5 meses, cuando las puntas de las hojas se están poniendo amarillas. Cuando llegue a esa etapa, se les rompe el cuello y se les desentierran los bulbos, para que comience a secarse y ser cosechados unos pocos días después.

Plagas y enfermedades en el cultivo de cebolla

Veamos las principales plagas y enfermedades de las cebollas y algunos consejos sobre el modo de prevenirlas o controlarlas:

La enfermedad de la mancha púrpura

La enfermedad de la mancha púrpura se activa en condiciones de calor y humedad, se presenta en las hojas como unas pequeñas lesiones húmedas con el centro blanco. La mejor prevención es realizar una frecuente rotación de cultivos y asegurarse de que las hojas no retengan humedad durante períodos prolongados para evitar así las cebollas secas.

Moho negro

Este es un síntoma que se manifiesta durante el almacenamiento y el transporte, presentando una rápida proliferación de esporas negras y el pequeño bulbo marchitándose. Lo ideal es mantener una baja humedad para que los bulbos no se dañen en el momento de la recolección, almacenamiento y el transporte.

Podredumbre del cuello

La podredumbre del cuello de la cebolla es un grave problema a nivel mundial, surge también durante el almacenamiento y el transporte y puede provocar pérdidas considerables. Lo más importante es evitar que se produzcan daños o lesiones en las hojas, ya que pueden servir como puntos de entrada de la podredumbre del cuello.

Gusano de alambre

El gusano de alambre es una plaga que puede afectar el cultivo de cebolla, produce la muerte de las plántulas y de las plantas jóvenes de cebolla. Aquí se debe reducir la población de escarabajo para evitar el surgimiento de gusanos de alambre.

Minador de la cebolla

Unas pequeñas larvas de color gris ceniza se introducen formando galerías en las hojas. El Minador de la cebolla se hospeda en las malas hierbas, lo que es importante la retirada de restos de vegetales y el control de las malas hierbas para reducir la probabilidad de infección y cebollas secas.

Cultivo de cebolla

Cultivo de cebolla

Beneficios de sembrar cebollas en España

Las cebollas son muy beneficiosas para la salud, ya que contienen una cantidad considerable de nutrientes, es uno de los alimentos más usados en los hogares de España y de todo el mundo. Actualmente los huertos urbanos de cebolla han crecido en las ciudades gracias a los beneficios que trae tanto en la cocina como en la salud de las personas, por lo que merece mucho la pena sembrar.


En cuanto a su cultivo, constituye una importante fuente laboral en España, ya que en su mayoría aún se realiza por almácigo y trasplante, lo que significa una fuente directa de trabajo.


En AGROSOLMEN, S.L somos una empresa con más de 20 años de experiencia en el sector y ofrecemos a nuestros clientes todo tipo de materiales de plantación y riego: tuberías, goteros, filtros, mallas metálicas entre otros accesorios indispensables, lo que necesites para obtener resultados óptimos en el cultivo de cebollas y otras áreas. ¡No lo dudes más y contacta con nosotros!

Palabra clave usada: Sembrar cebolla en España


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)