El purín son residuos de origen orgánico compuesto, principalmente, por agua y excrementos de animales. El parecido con el estiércol es bastante elevado en cuanto a su composición, exceptuando que el purín se compone en su mayoría, alrededor de un 85%, de agua. Además, puede incluir otro tipo de vertidos como restos vegetales de cosechas o similares.

Estos residuos se han utilizado a lo largo de los años como abono para fertilizar los suelos de distintos tipos de cultivo. El motivo de esto es que los purines contienen distintos tipos de nutrientes para alimentar a la plantación y a los suelos y mejorar la calidad de estos. Aunque cabe destacar que usado de manera incorrecta puede contaminar el agua debido a un alto volumen de nitrógeno.

A continuación, vamos a explicarte algunos de los aspectos más importantes del purín y cómo tratarlo mediante la tecnología EBD de Agrosolmen para poder utilizarlo de forma correcta en la agricultura.

¿Por qué es bueno para la agricultura el purín?

El purín es un recurso que cada vez se está utilizando más debido a su valor fertilizante y a su carácter ecológico, siendo una parte importante de una agricultura sostenible y responsable con el medio ambiente. Gracias a estos residuos orgánicos, los agricultores pueden reemplazar los fertilizantes químicos por estos. De esta forma, les permite ayudar al ecosistema a través de una fuente renovable de nutrientes.

La composición de nutrientes del purín que ayuda al suelo y a la planta a mejorar la calidad es la siguiente: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, sodio, azufre, hierro y manganeso. Los tres primeros son los principales causantes de ayudar a la planta crecer correctamente.

Además, ayuda a que los suelos resistan las lluvias intensas y retengan más la humedad, haciendo así que las características sean más favorables para su plantación y cultivo. El abonado es muy importante para las plantas, utilizando técnicas adecuadas como el uso de purines ecológicos mejorará en todos los aspectos a la plantación y al ecosistema que le rodea.

Imagen purin de cerdo tecnologia EBD para agricultura

 

¿Puede tener efectos negativos?

En el caso del cultivo, es afirmativo que puede ocasionar problemas un mal uso de los purines o debido a una inadecuada descontaminación de los residuos. El purín es muy valioso y tiene un gran aporte fertilizante, aunque debido a su alto contenido de nitrógeno puede provocar riesgos de contaminación si se produce un uso excesivo del mismo.

Una buena gestión del purín se vuelve bastante complicada de realizar por su alta concentración de metales pesados y por su dificultad de mejorar la gestión de purines a nivel de almacenamiento.

No obstante, con una buena descontaminación de estos residuos orgánicos se hace muy viable y positivo su uso en la agricultura. En este momento es cuando entra en valor el uso de los dispositivos EBD de Agrosolmen.

 

¿Cómo funciona la tecnología EBD para descontaminar el purín?

Los sistemas de tecnología EBD aprovechan y equilibran los campos de energía presentes en el aire y en el purín directamente. De esta forma, vigorizan los microorganismos nativos para remediar los contaminantes orgánicos e inorgánicos y neutralizan los nutrientes a los niveles correctos para su uso como abono ecológico.

Los sistemas EBD, al restaurar la salud microbiana en el área contaminada, ayuda a potenciar, en gran medida, los procesos de bioremediación autolimpiable de la naturaleza y de la materia orgánica, en este caso, del purín.

Este abono es usado de manera eficiente y, además, garantiza que el rendimiento del cultivo agrícola mejore tanto en la plantación como en el suelo. El uso de purines correctamente descontaminado con la tecnología EBD favorece a controlar distintas enfermedades agrícolas, equilibra el pH del suelo y permite remediar la contaminación del suelo.

Todo esto repercute en una aportación circular en la que la ganadería suministra abono directo y ecológico a la agricultura, y esta, a su vez, genera los alimentos que el sector ganadero necesita para sus animales. Por este motivo, la tecnología EBD no ayuda únicamente a la plantación o al cultivo agrícola, sino también aporta valor y ayuda a que la ganadería de salida a este purín de forma eficiente y sostenible con el medio ambiente.


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)