Para conocer un poco más sobre el tratamiento de aguas residuales, en qué consisten y cómo se puede realizar este proceso, se debe empezar por explicar qué son las aguas residuales. Desde Agrosolmen te explicamos esto y mucho más a continuación.

Pues bien, las aguas residuales son aquellas que proceden de las actividades humanas e industriales, en lugares como las ciudades, las industrias, etc. Este tipo de aguas son bastantes peligrosas para el devenir del medio ambiente puesto que cualquier vertido que se realice podría liberar sustancias tóxicas al medio. Pero esto puede tener una solución, y esa solución pasa porque estas aguas se traten, para eliminar sus residuos contaminantes.

Estos tipos de tratamiento de aguas residuales dependen en gran medida de las características de las aguas que vayan a tratarse y del destino final de estas. Pueden dividirse en dos grandes bloques:

  • Aguas servidas, las que utilizamos en los hogares para el baño, la cocina o cualquier tipo de elemento que utilicemos agua.
  • Aguas contaminadas, son las que han sido utilizadas por las industrias, fábricas o cualquier otro proceso productivo de esta índole.

Es indispensable para el planeta poder reutilizar un recurso tan preciado y limitado como es el agua, por lo tanto, el tratamiento de aguas residuales es totalmente necesario para ello.

Se conoce como tratamiento de aguas residuales al conjunto de procedimientos de tipo físico, químico y biológico que permiten convertir el agua contaminada en agua. El objetivo principal es eliminar las impurezas que haya de tipo biológico, químico o físico para que vuelva a ser aprovechable.

Tipos de tratamientos de aguas residuales

  • Tratamientos físicos.

En este proceso se realizan métodos para la separación física de los contaminantes, aunque estos métodos dependerán en gran medida de las características y propiedades de estos. Algunos de los métodos que podemos encontrar son los siguientes:

    • Tamizado.
    • Retener partículas.
    • Separación y filtración de sólidos.
    • Precipitación.
    • Remoción de gas.
    • Remoción de arena.
  • Tratamientos biológicos.

Con estos métodos se pretende eliminar los contaminantes coloidales a través de distintos procesos biológicos que actúen sobre la materia en suspensión transformándola en sólidos sedimentables. Estos procesos pueden ser aeróbicos o anaeróbicos, estos serían algunos ejemplos:

    • Lechos oxidantes o sistemas aeróbicos.
    • Aireación.
    • Biodigestión anaeróbica para controlar la presencia de contaminantes.
    • Precipitación.
  • Tratamientos químicos

Son aquellos métodos que dependen de las propiedades químicas del contaminante o reactivo incorporado al agua. Entre estos, podríamos destacar los siguientes:

    • Eliminación del hierro.
    • Eliminación del oxígeno.
    • Eliminación de fosfatos.
    • Eliminación de nitratos.
    • Oxidación e intercambio de iones.
    • Procesos electroquímicos.

Tecnología EBD para el tratamiento de aguas residuales

Tras 20 años de experiencia, aportamos soluciones rentables y sostenibles para todos nuestros clientes. La calidad de lo que ofrecemos siempre es la máxima y nos hace diferenciarnos del resto el gran trato cercano que tenemos en todo el proceso.

El objetivo de Agrosolmen es brindar de soluciones eficaces y eficientes a cualquier tipo de problema en la depuración de las aguas, garantizando así la reutilización de un recurso tan necesario como este para todo el planeta. Todas estas soluciones e innovaciones que realizamos día tras día es gracias a la constante formación de nuestro equipo profesional en todos los ámbitos técnicos para mejorar estos procesos.

Esta innovación y formación constante nos ha permitido poder ofrecer la tecnología EBD como un recurso real y eficaz para el tratamiento de aguas residuales. Esta tecnología tiene una gran cantidad de ventajas:

  • Trata las aguas residuales sin necesidad de utilizar químicos, en tiempo real en tuberías, fosas sépticas, plantas, canales o zanjas.
  • Aumenta la eficiencia de los distintos sistemas de tratamiento y elimina las aguas residuales en el lugar como las plantas de tratamientos municipales e industriales.
  • Esta tecnología permite eliminar una gran cantidad de los lodos situados en la depuradora de manera continua y todo ello en tiempo real.
  • Otra de las ventajas es que reduce los olores tan fuertes que pueden emanar de las tuberías subterráneas, tanques sépticos, zanjas de drenaje y canales, así como de la propia planta de tratamiento.
  • La vida útil es bastante larga y duradera, llegando a ser efectivo más de 15 años.
  • La instalación es muy sencilla y en pocas horas podría realizase. Realizar esta en los tanques existentes es bastante simple, no requiriendo una gran inversión económica.
  • El mantenimiento de esta tecnología es muy bajo, es decir, no requiere apenas de revisión para su correcto funcionamiento.

Además de aportar soluciones eficaces y eficientes, desde Agrosolmen apostamos con la sostenibilidad del planeta en todo lo que hacemos. Por este motivo, otras de las ventajas más destacables de la tecnología EBD para el tratamiento de aguas residuales es que es un sistema verde y que ayuda al ecosistema en general.


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)