Es un placer para nosotros introducirles en la tecnología EBD, a continuación intentaremos hacer un breve resumen de los fundamentos de esta novedosa tecnología, esperamos que sea de su interés

Es de sobra conocido, que la masa de hierro presente en el núcleo de nuestro planeta genera una carga negativa (-) y que esta carga se equilibra en la superficie de la tierra cuando entra en contacto con la carga positiva (+) que emana de nuestra atmósfera superior. Sin embargo, la contaminación en el aire, el agua y el suelo, crea un desequilibrio que resulta, en la mayoría de los casos, en la presencia de una cantidad excesiva de carga negativa (-). Este exceso de carga negativa hace que uno de los electrones presentes en la molécula de oxígeno (O2) se escinda, creando así altas concentraciones de “Especies Reactivas de Oxígeno” (ROS), un fuerte oxidante de radicales libres que mata a los microorganismos. La presencia de ROS impide que la vida microbiana mantenga densidades y variedades de población equilibradas. Se debe lograr un estado equilibrado de partículas (equilibrio entre energía negativa (-) y positiva (+)), para permitir que los microorganismos se metabolicen y se reproduzcan de manera efectiva, lo que les permite absorber, digerir, segregar, excretar y descomponer los contaminantes.

ESPECIES REACTIVAS DE OXÍGENO

Al instalar los dispositivos EBD de Freytech Inc. en el perímetro del área que se va a tratar/remediar, se emula un estado de energía equilibrada, lo que hace que los electrones ROS se emparejen entre sí, lo que mejora en gran medida la calidad del oxígeno existente. En un entorno tan equilibrado, los microorganismos autóctonos se reproducen de manera exponencial y eliminan los contaminantes orgánicos e inorgánicos presentes.

Esta novedosa y avanzada tecnología ha sido probada, demostrada, cuantificada y analizada a fondo por laboratorios independientes. La tecnología EBD tiene numerosas aplicaciones, incluido el tratamiento del agua en la acuicultura, la recuperación de los ríos, lagos (incluidos sus lechos), aguas subterráneas, algas, escorrentía agrícola y suelos contaminados (incluidos los contaminados por el petróleo y sus derivados). La tecnología EBD remedia completamente los metales pesados que incluyen, entre otros, cromo 6, mercurio, arsénico, plomo, zinc, selenio, cobalto, níquel, cobre, plata, cadmio, antimonio, compuestos de talio, etc. También remedia los PCB.

Este sistema de EBD no es intrusivo y es asequible. No requiere de alimentación y tiene una vida útil excepcionalmente larga. Además no introduce productos químicos, metales pesados ni materiales de ningún tipo (biológicos o de otro tipo) en el medio ambiente.

RESPETUOSO CON LA NATURALEZA

 

Pronto os ofreceremos interesantes novedades, !!estad atentos!!