La patata es un tubérculo mundialmente conocido y extremadamente versátil como ingrediente de cocina. Su principal uso es el gastronómico y dentro de este mundo puede tener infinidades de formas de presentarse: al horno, frita, cocida, machacada, cruda, al vapor, al microondas, grill, barbacoa, asada, entre otras.

Los beneficios de la patata son numerosos. Es un alimento rico en carbohidratos, por lo que nos aporta mucha energía. Además, un 75% de su contenido es agua y es una gran fuente de potasio. Asimismo, es rica en vitamina C, vitamina B, ácido fólico y minerales como el magnesio y el hierro.

Vamos a conocer cómo sembrar patatas, las características del suelo necesario, los nutrientes que necesita y todos los cuidados que debemos tener para que la siembra sea exitosa.

¿Cuándo se plantan las patatas?

La siembra de patatas se hace de forma más o menos universal, por lo general se lleva a cabo al inicio de la primavera, alrededor de marzo o abril. Sin embargo, depende en gran medida del clima y de las condiciones edafológicas de la zona. En algunas regiones geográficas con inviernos suaves y sin heladas se puede hacer la siembras a finales de invierno, adelantando así la cosecha, incluso, hay también quienes las siembran a finales de verano.

Acertar con la fecha marca la diferencia entre un cultivo de patatas exitoso y uno no tan bueno, o directamente un fracaso. En zonas de clima suave, se pueden realizar varias plantaciones al año. En cambio, en lugares de clima más extremo, solo se podrá hacer una durante los meses más benignos. Las fechas dependerán si te encuentras en el Hemisferio Norte o Hemisferio Sur.

Te dejamos algunos datos que son útiles al momento de planificar la siembra de patatas:

  • En el momento de sembrar patatas, la temperatura del suelo deberá ser superior a 15 °C para que el brote pueda desarrollarse y emerger.
  • La patata es muy sensible a las heladas.
  • La formación de tubérculos comienza entre los 30 y 60 días después de la siembra, según la precocidad de la variedad.
  • La patata de siembra requiere temperaturas frescas durante el proceso de formación de los tubérculos, entre 15 °C y 25 °C.
  • Uno de los abonos más utilizados para incorporar fósforo al cultivo de la patata es el ácido fosfórico y sulfato amónico.

Cómo se siembran las patatas paso a paso

A continuación, te contamos paso a paso el proceso de sembrar patatas:

Prepara el suelo

Las patatas necesitan de suelos con un buen drenaje, así que evita utilizar suelos que se inunden fácilmente. Recuerda que los tubérculos necesitan una buena cantidad de espacio bajo tierra para desarrollarse. Se recomienda enriquecer el suelo con estiércol el mismo día de plantar patata.

Prepara las semillas de patatas

Puedes utilizar semillas patatas normales, aunque si las compras en tiendas especializadas obtendrás mejores resultados. Una vez tengas las semillas listas, corta cada una en 2 o 3 trozos en función de su tamaño. Así optimizas la producción llegando a obtener varias plantas de cada patata. Puedes cortarlas unos días antes de sembrarlas para que los cortes cierren, y es aconsejable dejar que los brotes se lleguen a desarrollar un poco antes de sembrarlas.

Entierra las patatas partidas

Hazlo a unos 20 o 25 cm de profundidad, dejando una distancia de 35 cm entre cada una en la línea. Si estás utilizando maceteros, coloca solo una semilla por cada uno, ya que cuando se desarrolle lo ocupará por completo a menos que sea realmente grande. Si estás plantando en huerto y usas varias líneas o surcos, deja unos 70 cm entre ellos.

Cuidados básicos para el cultivo de patatas

  1. Uno de los principales enemigos de sembrar las patatas son las hierbas extrañas, comúnmente llamadas malas hierbas, que son las que aparecen de forma espontánea y no deseada en torno a nuestras plantas. Es importante que mantengas la tierra de tus patatas limpia de estas hierbas, sobre todo durante las 6 u 8 primeras semanas.
  2. Las patatas agradecen también la presencia de potasio en el suelo, que puede añadirse en forma de fertilizante granulado, o enterrando en el suelo hojas de albahaca o saúco.
  3. Respecto al riego de la patata, esta precisa de humedad, pero no de encharcamiento. Se debe regar lo suficiente para no dejar que el suelo llegue a estar seco en exceso. Para esto, el riego por goteo es una muy buena opción.
  4. Además, el cultivo de patatas exige de un aporcado. Esto consiste en cubrir con tierra la base de la planta conforme los tubérculos empiezan a crecer, evitando así que queden expuestos en la superficie. De no hacerse, el cultivo de la patata se verdearán, volviéndose tóxicas para el consumo.
  5. Como detalle final, es bueno apuntar que el tubérculo de patata es un cultivo que extrae una gran cantidad de nutrientes del suelo, por lo que, aunque nunca se aconseja sembrar dos temporadas seguidas de la misma planta en el mismo suelo, con este cultivo resulta particularmente poco recomendable repetir su siembra en la misma tierra.

Clasificación de las patatas según el periodo de maduración

Las patatas de siembra se clasifican en dos grandes grupos según su periodo de maduración: la patata nueva y la patata vieja.

  • La patata nueva, también llamada patata temprana, se recoge antes de que se complete su período de maduración. Es por ello que es más frágil y tienen un mayor contenido en agua que las patatas tardías por lo que el plazo de conservación es más corto.
  • La patata vieja, también llamada patata tardía, se recoge hasta 12 meses después de su punto perfecto de maduración. Cabe destacar que la patata tardía tiene un alto contenido en almidón.

Como saber cuándo cosechar las patatas

Como ya sabemos hay dos tipos de patatas: la patata nueva o de siembra temprana, y la patata vieja o de siembra tardía. Las patatas tempranas se pueden empezar a cosechar a partir de los 3 meses de su plantación (esto es por decir una media, hay muchos factores que intervienen en el periodo de desarrollo).

Un truco que se suele utilizar para saber cuándo recoger las patatas consiste en desenterrar un tubérculo y si la piel no se desprende al agarrarla con los dedos es el momento de cosechar, si por el contrario la piel se desprende podemos aguantar unos días más.

Como norma general a la hora de cosechar las patatas podemos decir que cuando las plantas han empezado a sacar flores, ya que la planta tiene suficiente energía para producir tubérculos y ya habrá patatas formadas.

A partir de esta norma en las patatas de siembras tempranas no se espera a que echen la flor y en las patatas de siembra tardía se puede esperar a que la planta presente síntomas de desecación, esto hará ganar más peso a las patatas.

cultivo de patata

cultivo de patata

La siembra de patatas en España

La patata tiene su origen hace más de 5000 años y fue cultivada en el Nuevo Continente, por la zona del Perú. El salto de la patata hacia Europa se dio en la época del descubrimiento de América. Tardó un poco, pero luego se convirtió en ese alimento principal, rico vitaminas y minerales, hoy presente en todas las mesas y se puede encontrar en el mercado a bajos precios.

Sembrar patatas no es un proceso complicado, solo hay que tener en cuenta ciertos aspectos para asegurar una buena siembra. Por lo general, en España se suele iniciar la siembra de la patata al final del invierno, en febrero en las zonas más cálidas (como es el caso de Andalucía), y en marzo o abril en las más frías (como Galicia).

España tiene extensiones de terrenos muy ricos para el cultivo de patatas. En términos generales, la patata se adapta bien a las variaciones climatológicas moderadas, pero hay zonas preferentes para cada tipología. De esta manera, los tipos tardía y media estación potencian su mejor cultivo en las comunidades de Galicia y Castilla y León.


Si quieres llevar adelante tu proyecto, en Agrosolmen estamos listos para ser tus aliados en la siembra de patatas.


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)