El origen del tomate procede de América, se cree que fue cultivado por primera vez por los aztecas en México donde fueron los primeros en disfrutar esta nutritiva y sabrosa hortaliza. Actualmente es uno de los alimentos más populares en todo el mundo, se estima que una persona puede consumir 20 kilogramos por año.

La plantación de tomates es uno de los productos hortícolas más consumidos y producidos en gran número de países, ya que se adapta a diversos climas. Se ha apoderado de las cocinas de España al ser utilizado en un gran número de platos, los tomates frescos se consumen principalmente en ensaladas o frito, también se utiliza como encurtido.


Si te vas a iniciar en el cultivo de tomates es muy importante conocer que es una siembra exigente en cuanto a nutrientes, necesidades de riego y sol, también debes saber que es una planta que puede sufrir una amplia gama de plagas y enfermedades. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena. Con mucho cuidado y delicadeza lograrás una gran cosecha.

En Agrosolmen no solo colocamos a tu disposición los Productos y Servicios Agrícolas para tus proyectos de siembra, también queremos compartir contigo nuestra experiencia. A continuación te explicaremos en detalle cómo plantar tomates, las claves de su cultivo y las exigencias que requiere para convertirte en un experto en la materia.

cultivo de tomates

cultivo de tomates

Conoce el calendario de siembra de tomates

¿Cuándo se plantan los tomates? Es siempre la primera interrogante que te debes hacer antes de comenzar a cultivarlos, la estación de año es clave para lograr un cultivo de tomates exitosa, esto va a depender de la zona en la que nos encontremos.

El tomate necesita una temperatura de entre 20 °C-35 °C para su floración y desarrollo, además de mucha luminosidad, entre 6-10 horas de sol. Por lo tanto, en el Hemisferio Norte entre finales de invierno y principio de primavera, es decir, culminando febrero hasta principios de junio. Mientras en el Hemisferio Sur la época del año es la misma, pero los meses cambian, la mejor época para plantar tomates tiene lugar desde finales de agosto hasta principios de septiembre.

Características de la planta de tomate

Conozcamos las características de la planta de tomate y su fruto que comúnmente se conoce como tomatera, jitomate o tomato. Es de tipo herbácea, perenne o con ciclo anual; su longitud oscila entre los 50 y los 200 cm, y puede desarrollarse de forma rastrera, semirrecta o erecta.

A continuación se presentan los aspectos característicos que distinguen cada una de las partes de la planta raíz, tallo, hojas, flor, fruto y semilla:

Raíz de la planta de tomate

El sistema radicular de la planta del tomate está conformado por la raíz principal (corta y débil), numerosas y potentes raíces secundarias y por las raíces adventicias. Estas últimas raíces son muy importantes porque a través de los pelos que tienen en su epidermis, aumenta la absorción de agua y nutrientes para la planta.

El tallo del árbol de tomate

El tallo de la planta del tomate es de color verde, con un grosor promedio entre 2 y 4 cm, es pubescente y anguloso. Al igual que las raíces tiene un tallo principal en el que se desarrollan las hojas y varios tallos secundarios. Su estructura es bastante compleja, en la parte distal se encuentra el meristemo apical, donde se inician los nuevos primordios foliares y florales.

Las hojas en el cultivo de tomate son variables

Las hojas se disponen de forma alterna sobre el tallo, son variables con base en las condiciones ambientales; al igual que el tallo, las hojas se encuentran cubiertas de pelos glandulares y tienen un color verde oscuro. Las hojas en el cultivo de tomate tienen un color verde oscuro y una fragancia muy característica.

Las flores del tomate

Las flores de la tomatera son de color amarillo, la inflorescencia está formada por numerosas flores, orientadas en forma opuesta, que pueden ir desde 2 a 12 racimos o incluso llegar a tener más de 30. Dependiendo de la etapa de desarrollo, el brote de las flores puede ocurrir en forma sucesiva o escalonada, dependiendo de la etapa de desarrollo, lo que determinará el crecimiento de los frutos.

El fruto del tomate

El fruto de la planta de tomate es una baya bilocular o plurilocular, tiene diferentes formas, dependiendo de la variedad que sea: los hay globosos, alargados, achatados, forma parecida a la pera, oblada, con un epicarpio liso, entre otras. También el peso, crecimiento y cultivo del tomate es muy variable, como el color del fruto, al estar inmaduro es verde, al madurar se vuelve un rojo intenso por lo general.

Las semillas de tomate

La semilla del tomate tiene forma lenticular y está conformada por el embrión, endospermo y la testa o cubierta seminal. La germinación de la semilla transcurre a través de tres etapas: la primera que dura 12 horas, se produce una rápida absorción de H₂O por la semilla; la segunda etapa es el período de reposo de unas 40 horas durante el cual no se observa ningún cambio en la anatomía, ni en la actividad metabólica y, en última instancia, la semilla comienza a absorber H₂O otra vez, iniciándose la etapa de crecimiento y emerge la radícula.

¿Cómo sembrar una planta de tomate?

Si vas a sembrar directamente en el suelo hay que respetar el marco de plantación, es decir, las plantas deberán quedar adecuadamente distanciadas unas de otras, los expertos recomiendas unos 45-60 cm de separación. Mientras van creciendo las plantas, entre ellas también hierbas que debemos ir controlando. Antes de realizar la siembra se debe preparar el terreno, dejándolo abonado, suelto y libre de residuos, necesita un suelo rico en humus o materia orgánica.

El riego en el cultivo de tomates debe ser uniforme y frecuente, pero no en exceso para que no provoque la aparición de hongos. Se verán resultados a los dos meses que empezarán a estar listos los primeros tomates frescos.

Otros cuidados en la plantación de tomates

Existen diferentes técnicas en el cuidado en las plantaciones de tomates que son efectivas y sencillas de hacer, además de traer excelentes resultados, veamos cuáles son:

  • Aporcado: Enterramos el cuello del tomate para crear nuevas raíces y fortalecer nuestro tomate.
  • Entutorado: es dar soporte al crecimiento de las plantas, se crea una estructura para guiar sus tallos.
  • Poda: La poda consiste en eliminar los brotes laterales para fortalecer el crecimiento de la planta principal.

Clasificación del tomate según diversidad genética

El tomate es una hortaliza que presenta una alta diversidad genética, existiendo innumerables variedades de tomates con distinto aspecto, color y sabor. Además, el tomate tiene propiedades vitamínicas, antioxidantes y diuréticas.

Veamos cuáles son las variedades de tomates más comunes:

  • El tomate cherry es un tomate pequeño, con forma de pera, redondo, alargado, tiene el tamaño de una cereza, son muy aromáticos, y es uno de los más populares.
  • El kumato o tomate negro tiene color verde oscuro, con textura crujiente y un interior jugoso y abundante cantidad de semillas, tiene un sabor dulce e intenso.
  • El tomate de pera es una variedad grande, alargada, con una pulpa carnosa, poco ácida, de forma esférica, aplanada, los hay de tres colores: rojo, naranja y amarillo.
  • El tomate Raf tiene forma irregular, algo chata y con aberturas laterales, es carnoso, con pocas semillas y una coloración verde oscura, es multilocular, acostillado y de semillas pequeñas, tiene alto grado de azúcares y de acidez.
  • Los tomates redondos lisos son de tamaño grande, consistentes, piel bastante dura, con pocas pepitas y bastante carnoso, un sabor dulce, con un toque más ácido que otras variedades.
  • Tomate Corazón de Buey tiene una piel muy fina y brillante, carnoso y con pocas semillas. Muy dulce y jugoso.

Los huertos urbanos de tomate en España

Los huertos urbanos en España están ganando popularidad creando una alternativa ecológica y económica para los que buscan un estilo de vida sostenible y saludable. El cultivo del tomate de forma doméstica ha ido apareciendo poco a poco, especialmente en los patios de los hogares españoles, también en parcelas o solares de una comunidad, escuelas u otros espacios sociales.

Para construir una tomatera en tu casa, es relativamente fácil, al igual que una siembra normal, es necesario mucho cuidado y paciencia. Necesitamos una jardinera, mucho sol y mucha agua. Cualquier espacio, así sea pequeño, puede convertirse en un lugar ideal para la producción de tomates. El sustrato o el tipo de tierra es otro de los elementos importantes, y el sistema de riego es muy fácil, pero debe ser constante.


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)