El ajo es uno de los ingredientes más apreciados en las cocinas profesionales o domésticas de todo el mundo, esto se debe a su característico sabor que es esencial como condimento en muchos platos, especialmente en las comidas mediterráneas. Sin contar con las propiedades curativas de los ajos morados y ajo rosado, que es usado para fines medicinales.

El cultivo del ajo es muy antiguo, existen evidencia que demuestra que ya estaba presente en la culinaria desde el siglo VI antes de Cristo. La planta ajos se caracteriza por tener un fuerte aroma, no tiene un nivel alto en valor nutritivo, sin embargo aporta vitaminas como la C, B1 y B3, y minerales como potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio.

Una de las características de la planta es que es herbácea, perenne y se cultiva prácticamente en todo el mundo. La parte que se usa es el bulbo o cabeza, y por lo general contiene dientes de ajo que varían en su número y tamaño, de acuerdo a la especie.

Conozcamos en detalle el proceso de cómo plantar ajo, condiciones climáticas, conservación, cuidados, estado del suelo y necesidades del cultivo para lograr bulbos de excelente calidad y sabor.

Mejor época de siembra de ajo

Para lograr bulbos de excelente calidad, la siembra de ajo debe realizarse en la época correcta, de lo contrario la cosecha se verá afectada. Es un cultivo que requiere en sus primeras fases de un clima fresco para que las hojas puedan desarrollarse, mientras que en la fase final de crecimiento, requiere de un clima cálido para que las hojas puedan pasarle los nutrientes al bulbo.

El ajo es el cultivo estrella del otoño, ya que al sembrarlo en esta época del año se pueden obtener muy buenos resultados. Es recomendable sembrar en otoño-invierno para cosecharla a mediados o finales de primavera; además, el ajo necesita pasar un periodo frío de entre 7 °C y 10 °C para brotar con fuerza.

En zonas de clima mediterráneo, con veranos calurosos y secos e inviernos suaves, los mejores meses para sembrar ajo son enero-febrero. En conclusión, de octubre a enero en el hemisferio norte y de abril a julio en el hemisferio sur.

Proceso de germinación del ajo

Dependiendo del tipo de ajo, las condiciones climáticas y de otros factores determinarán el tiempo de germinación del ajo. A continuación te explicaremos paso a paso cómo obtener un excelente crecimiento de la planta de ajo. En primera instancia, el diente de ajo debe estar sano y con capacidad para germinar, tiene que ser viable porque correríamos el riesgo de perder el cultivo de todo el año, por lo que sembraremos ajos con mucho cuidado.

Como hemos dicho anteriormente, el ajo necesita de temperaturas frías al inicio del cultivo para brotar con fuerza y desarrollarse de forma óptima, cuando el diente acumula el frío, la planta brota y comienza su crecimiento, tardan aproximadamente un mes en nacer.

Características generales de la planta de ajo

Conozcamos las características generales de la planta de ajo que pertenece al mismo género de la cebolla, es una planta que alcanza hasta los 60 cm de altura, el bulbo es redondo y la planta posee entre 4 y 12 hojas largas, además producen flores de color blanco o rosado. Los países más importantes en producción de ajo son España, Turquía, Estados Unidos, Egipto, Corea, India y China.

Algunas de las características específicas del ajo son:

Raíz de la planta de ajo

Su raíz se compone de 6-12 bulbillos, conocidos tradicionalmente como diente de ajo. Son blancas, sin pelo y bastante fuertes, crecen desde todos los lados de la placa plana del bulbo de ajo del tallo subterráneo. Una planta de ajo madura tiene alrededor de 40-60 raíces.

El tallo del ajo es en forma de disco

El tallo del ajo tiene forma de disco y se sitúa justo por encima de las raíces. Cuando se recogen los ajos, el disco se ha endurecido y forma un callo por debajo de los dientes. De la yema terminal del disco surge el tallo floral, al final del cual se forman las flores dispuestas en umbela.

Las hojas en el cultivo de ajos están en la base

Las hojas en el cultivo de ajos son planas y con una base envainadora. Se distribuyen en forma alterna y las más viejas envuelven a las más jóvenes formando sus vainas un falso tallo. En promedio, generalmente hay alrededor de 12 hojas por planta de ajo.

Las flores del ajo no se abren

Las flores de la planta de ajo por lo general no se abren, son blancas tendiendo a rojo-rosa, cuando se forman, y están portadas por tallos florales de 40 a 80 cm de alto que llevan en el extremo una inflorescencia en umbela.

Las semillas de ajo se forman muy raramente

La semilla del ajo se forma muy raramente, por lo que sembramos los ajos con un mismo diente que debemos seleccionarlo de buen tamaño, que no pase de 10 dientes por cabeza.

Cuidados de la planta de ajo

La planta de ajo no necesita de muchos cuidados como el caso del tomate que necesita una atención especial, debido a que es una planta muy rústica, su producción es asexual, y no tiene oportunidad de variabilidad genética. Esto la ha adaptado a muchos tipos de suelo, necesidad de pocos nutrientes, resistencia a la sequía, plagas y enfermedades.

Abono para la planta de ajos

La planta de ajo necesita abonos minerales, no es recomendable materia orgánica porque suele producir podredumbre. La mejor opción es preparar el terreno con abono orgánico antes de realizar la siembra, agregando fósforo y el potasio, mientras que el nitrógeno se suministra en dos veces durante el cultivo.

Drenaje del cultivo de ajo

Una de las cosas que no soporta el cultivo de ajo es el exceso de humedad, por ello debe tener un buen drenaje enfocado en especial cuidado para que las raíces y la parte baja de las hojas del tallo no se encuentren en un suelo encharcado. En lugares donde hay mucha lluvia, se recomienda la realización de surcos elevados sobre lo que se plantan los ajos.

Eliminar malas hierbas que nacen a su alrededor

Uno de los cuidados más importantes que hay que realizarle a las plantas de ajo son la de eliminar las malas hierbas, es decir, la competencia por nutrientes y agua. Un dato importante es que si se mantiene la vegetación, también se mantiene la tierra demasiado húmeda y provoca pudriciones en la parte baja de las hojas y los bulbos.

cultivo de ajo

cultivo de ajo

¿Cuándo recoger los ajos?

Luego de conocer a detalle el cultivo de ajo, te preguntaras ¿cuándo recoger los ajos? La recolección del ajo se realiza cuando las hojas están casi completamente secas, después de unos tres a cuatro meses, extrayendo la planta y dejándola en el terreno secándose cerca de una semana.

Los huertos urbanos de ajos en España

En España se está dando el renacimiento de la cultura de los huertos urbanos, ya que han visto su nacimiento en solares rodeados de viviendas, en medio de las ciudades y pueblos, incluso en terrenos comunitarios, escuelas e instituciones, huertos en casa, donde muchos de ellos están enfocados en la agricultura ecológica, el mantenimiento de la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente.

En España es muy común ver una huerta ecológica para cultivar ajos, y cada vez más, está creciendo el mercado de productos para los huertos urbanos, donde las personas interesadas pueden comprar semillas, sustratos, insecticidas, entre otros. Este tipo de siembra ha ido evolucionando y ha adquirido una gran importancia en España.

En AGROSOLMEN, S.L somos una empresa con más de 20 años de experiencia en el sector ofreciendo soporte a los proyectos agrícolas. Tenemos todo tipo de materiales de plantación y riego: tuberías, goteros, filtros, mallas metálicas entre otros accesorios indispensables. Lo que necesites para cuidar la siembra de ajo, ¡lo tenemos aquí!

Palabra clave usada: cultivos de ajo en España

Deja tu valoración!
(Para votar debes estar logueado.)