Las propiedades nutritivas del tomate como también sus virtudes culinarias lo hacen parte indispensable de la dieta de los seres humanos en todas las culturas. Esto lo convierte en uno de los rubros con mayor presencia en los huertos y en la agricultura a gran escala, por lo que el cultivo de tomate tiene una fuerte presencia en el ámbito de la producción agrícola a nivel mundial.

La siembra de tomate requiere de sumo cuidado y dedicación, ya que se trata de una producción que demanda atención permanente y de la puesta en práctica de estrategias que favorezca su calidad y rendimiento. Entre estas estrategias, una de las más importantes es la de entutorar tomates, puesto que se trata de una actividad determinante.

En otras palabras si quieres obtener una buena cosecha, tienes que saber cómo entutorar tomates correctamente. Pongámosno manos a la obra – o al tomate- en este post.

Como entutorar tomates

¿Qué es entutorar tomates?

Con el objetivo de lograr el desarrollo vertical del cultivo de tomate, la técnica de entutorado tomates consiste en instalar una estructura terrestre o aérea que sea capaz de sostener verticalmente a la planta. Esta técnica es funcional y necesaria indistintamente del espacio donde se desarrolle el cultivo, sea abierto o en invernaderos. Y su idoneidad se corresponde con el contexto del cultivo.

Se pueden entutorar tomates Cherry, Kumato, Meltine, Raf, Roma o cualquier variedad que se desee. Sin embargo, las variedades que ofrecen un fruto de mayor dimensión, requieren de una estructura con la debida resistencia.

¿Por qué hay que entutorar los tomates?

La planta de tomate o tomatera, como también se le conoce, por naturaleza se desarrolla con una tendencia de arrastre al suelo. Es decir, carece de una estructura sólida que le permita crecer y mantenerse erguida. Esto hace que los frutos se posen sobre la tierra, generando un conjunto de condiciones que van en detrimento su rendimiento y calidad.

Una de las consecuencias más dañinas de esta condición es que expone al fruto a un mayor nivel de riesgo ante las plagas o vectores, gererando exceso de presión en el producto que se caracteriza precisamente por su delicadeza. Por lo tanto, es indispensable contrarrestar la naturaleza de la planta de extenderse por el suelo, realizado el proceso de entutorizar tomates.

Es importante destacar, además, que un sistema de entutorar tomates permite una mejor disposición de la planta con relación al sol, incidiendo positivamente en su crecimiento. Por otra parte, su desarrollo horizontal limita la posibilidad de ampliar el cultivo, ya que se requieren de mayores extensiones de tierra para lograr obtener un rendimiento óptimo.

Técnicas para entutorar tomates

Son muchas las técnicas que se usan para atar los tomates, las estrategias varían en función del tipo de material que se use para levantar la planta:

Entutorar tomates con cuerdas

El entutorar tomates con cuerdas es uno de los métodos más populares a nivel mundial, gracias a su practicidad y bajo costo. Consiste en instalar unas bases sólidas en el perímetro del cultivo desde donde se trazan líneas horizontales con cuerdas para sujetar cada planta.

Es importante que sean varias líneas con distintas alturas en paralelo, ya que de esta manera se acompaña todo el crecimiento de la planta. Una ventaja de entutorar tomates con cuerdas es que no se maltrata a la planta, garantizando así su desarrollo natural.

Entutorar tomates con perchas colgantes

Esta técnica se emplea especialmente en los cultivos que se desarrollan en invernaderos, ya que se instalan en la estructura del techo del mismo y se dirigen a cada planta para ejercer el sostén.

Con la percha colgante se puede lograr el máximo provecho del espacio del huerto, ya que no requiere de instalar una estructura adicional en el suelo. Esto se traduce en mayor disponibilidad para plantas de tomate.

Entutorar tomates con maya

Este método de entutorado de tomates (método de la maya) consiste en instalar unas bases sólidas en el suelo donde se ajusta una maya con orificios lo suficientemente amplios para que cada planta penetre y logre reposar en ella, especialmente los frutos.

Con ello, la planta logra liberarse del mayor peso posible y no se corre el riesgo de que el fruto caiga o roce el suelo. Existen mayas de múltiples materiales, sin embargo es preciso tener presente que se requiere garantizar la máxima protección con delicadeza del tomate.

Entutorar tomates con palos

La instalación de tutores de palos es la técnica más antigua y tradicional para las tomateras. Se trata de cavar un hoyo para enterrar palos alrededor de cada planta y a medida que se desarrolle, sujetarla con diversos materiales al palo.

Una ventaja es que se trata de un material que abunda en el medio agrícola y permite a su vez un provecho aceptable del espacio horizontal.

En el transcurso del tiempo se visualiza como la creatividad y la experiencia han motivado el empleo de otros materiales que cumplen la misma función, como tubos, cañas o varas de plástico resistente.

Entutorar tomates con pirámides

Se trata de una fusión entre palos y cuerdas que ofrece una mayor estabilidad en zonas con fuertes vientos. El objetivo es colocar cuatro palos de longitud considerable con suficiente distancia en sus bases y unirlos en el extremo superior.

Posteriormente se procede a amarrar varias líneas de cuerda en distintas alturas para sujetar las plantas que se desarrollan al interior del perímetro de la estructura.

Entutorar tomates con estructuras metálicas

Existen estructuras semejantes a las jaulas elaboradas con metal que se instalan alrededor de la planta de tomate. En su variedad están con forma cubo, cilíndrica o piramidal. También provee de alta resistencia al viento y su durabilidad está garantizada.

Un aspecto importante en esta alternativa se refiere a que requiere de una importante gestión logística en el proceso de instalación.

entutorar tomates

Beneficios adicionales del sistema de entutorado

Además de contribuir exitosamente con el crecimiento de la planta, el entutorar tomates trae consigo un conjunto de consecuencias positivas al productor en el desarrollo de sus actividades de mantenimiento que conviene conocer.

Una de ellas, es que indistintamente de la técnica que emplee, todas requieren de una organización de la plantación, por lo que desde el principio el proceso de riego es más efectivo.

Así mismo las labores de limpieza del cultivo como también el proceso de cosecha se ejecutan con una organización precisa. Permite una distribución exacta de los espacios y máximo control. Todos estos elementos contribuyen en lograr el máximo rendimiento del cultivo del tomate, el cual es el fin primordial de toda iniciativa agrícola: llevar a la mesa productos de calidad y garantizar la rentabilidad de la inversión.

Recomendaciones adicionales

Al momento de proceder con la instalación de los tutores de tomates es preciso considerar varios aspectos que pueden ser decisivos en el éxito de la cosecha. Consisten en dimensiones y materiales.

En primer lugar es necesario conocer la variedad de tomate para definir la estructura ideal a emplear. Las plantas de tomate en promedio alcanzan una altura de 1,5 m, por lo que la estructura debe garantizar su desarrollo óptimo. En caso de que no se tome esta previsión, se corre el riesgo de tener que sustituir la estructura, causando un impacto importante.

Cada material a utilizar debe ser valorado con detenimiento, ya que la planta se caracteriza por su delicadeza o fragilidad. Para sujetar la planta se recomienda algodón o materiales sintéticos que no fracturen el tallo.

Conocer cómo entutorar tomates eleva la calidad del cultivo y puede ampliar la experiencia hacia otros rubros que requieren de técnicas similares, como el pepino o la vainita.

Finalmente, debes saber que entutorar tomates forma parte del proceso vital del cultivo, y para disfrutar de una cosecha abundante y saludable, su instalación se debe ejecutar oportuna y organizadamente.

 


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)