Uno de los factores principales para que el rendimiento del cultivo sea alto, o por lo menos el esperado, es fundamental disponer de un buen sistema de riego. Esto es debido a que se ha demostrado que el uso racional de agua permite alcanzar ese alto nivel de productividad del cultivo, viéndose reflejado también en una disminución de costos.

La correcta administración del agua viene dada por conseguir la máxima eficiencia posible del recurso, desde aprovechar toda el agua de lluvia posible hasta regar con la cantidad exacta y en el momento adecuado para la correcta evolución del cultivo.

Se podría confirmar que el sistema de riego es la pieza fundamental para que el cultivo funcione perfectamente. Pero, no todos los sistemas de riego son válidos para cualquier plantación, hay que tener en cuenta algunas variables. ¡Te las contamos a continuación!

Variables antes de tomar la decisión de instalar un sistema de riego

Antes de diseñar el sistema de riego es necesario conocer la profundidad y ubicación acuífero, así como la cantidad y calidad del agua (salinidad y peligrosidad sódica). Además, se debe calcular la presión y el caudal de agua disponible para saber la capacidad de la instalación.

Una vez tengamos estos aspectos claros, debemos pasar a seleccionar cuáles son las mejores piezas que formarán el sistema de riego en función del producto que se vaya a cultivar y de las características anteriores.

  1. Emisores

Los emisores es la parte del sistema por la que el agua es regada de una forma concreta según la forma y el emisor que sea. Algunos emisores como los aspersores se utilizan para grandes áreas y otros como el del goteo se usa cuando quieres aplicar el agua justo en una zona concreta.

Dentro de estos emisores, es de vital importancia realizar un estudio previo de la ubicación de los mismos para una mayor eficiencia y productividad del sistema de riego. Por ejemplo, que no se quede ninguna pequeña parcela sin regar o que dos emisores estén regando un mismo perímetro a la vez.

  1. Las válvulas

Las válvulas son las responsables de controlar la cantidad de agua que pasa a través de la instalación, por lo tanto, es una pieza fundamental para el correcto riego. Cada válvula tendrá que tener fijadas un número concreto de emisores para que la cantidad de agua sea la más eficiente posible.

  1. Las líneas de tubería

Es importante este apartado para conectar de forma correcta los emisores y las válvulas para que sean lo más directo posible y evitar cambios de dirección o giros. Esto se hace para buscar una buena uniformidad en el alcance del riego y evitar utilizar una cantidad de energía superior a la necesaria.

Existen otros factores externos que también deben tenerse en cuenta como el tipo de terreno, el clima, el tipo de cultivo, la topografía del terreno o la superficie a regar. Todo esto también es imprescindible conocerlo para conseguir un sistema de riego personalizado a tu medida como los que realizamos desde Agrosolmen.

 

¿Qué equipo técnico es necesario y qué debe tenerse en cuenta de este?

Para conseguir una alta productividad y eficiencia en el riego de tu parcela de cultivo es necesario una seria de equipamiento técnico que se añade a los ya conocidos emisores, válvulas o tuberías. Este equipo es tan importante o más que todo lo anterior comentado porque si cualquier pieza de todo el circuito falla, el riego no será el correcto y ya no solo aumentaría el coste, sino que podría estropear la plantación.

  1. Equipo de bombeo

El mejor equipo de bombeo debe adaptarse a las necesidades de cada tipo de explotación de cultivo y que el uso de energía requerido sea el más eficiente posible. Hay distintos tipos de bombeo:

  • Electrobombas de superficie.
  • Electrobombas sumergidas para extracciones de agua subterráneas o de presurización altamente eficientes.
  • Motobombas para cuando no se disponga de energía eléctrica.
  1. Filtros de agua

Otra pieza imprescindible para el correcto funcionamiento de un sistema de riego es la filtración del agua, esta puede realizarse a través de tres tipos de filtrados:

  • Filtros de arena, ideales para caudales de gran tamaño y con una elevada cantidad de materia orgánica.
  • Filtros de malla, realizan una filtración fina y evitan que lleguen partículas que puedan obstruir a los emisores.
  • Filtros de anillas, son similares a los de malla pero con mayor superficie de filtrado.
  1. Sistema de fertirrigación

El sistema de fertirrigación es importante porque permite la aplicación de agua y fertilizante a través del propio sistema de riego, aportando así los suficientes nutrientes que necesita el cultivo para crecer. Hay diversos sistemas de fertirrigación:

  • Tanque de fertirrigación, es el método más económico y sencillo.
  • Venturi, es más preciso que el anterior, pero tiene una contra, necesita de condiciones especiales para un funcionamiento idóneo.
  • Bomba inyectora, el método más preciso y la forma más homogénea de dispersar los fertilizantes en la plantación.

 

 

Para cada instalación de riego que realizamos desde Agrosolmen siempre hacemos todo el estudio previo correspondiente y situamos el equipo necesario adaptado a las necesidades de cada situación. En todo ello, nos centramos en que la productividad del cultivo sea la mayor posible pero siempre buscando la mayor eficiencia de recursos y con ello que se realiza una agricultura de lo más sostenible posible.

¿Tienes dudas de qué tipo de instalación de riego necesitas o cuál es la que más se adecua a tus necesidades? Pregúntanos y te asesoramos.

¡Apostamos por la mejor tecnología e innovación que ayude al ecosistema!


Si quieres asesoramiento envíanos un mensaje:


      He leido y acepto la Política de Privacidad

    Deja tu valoración!
    (Para votar debes estar logueado.)